JUSTIN THOMAS: A LA CUMBRE CON SUERTE

Todo lo que dejó un nuevo WGC-FedEx St Jude. Justin Thomas y un nuevo N°1. Las pinceladas de Koepka. Lo que viene en el PGA Championship.

Señores, lo sé. Ustedes, al entrar en semana de PGA Championship, están esperando con ansias una nueva cita de uno de los cuatro torneos más importantes del mundo. Ya tendremos tiempo para esto, obviamente. Sin embargo, no podemos dejar pasar todos los detalles de lo que dejó este día domingo. No perderemos de vista la magnitud de lo que nos espera esta semana, anexando lo ocurrido con lo que vendrá. Ahora bien, todo lo ocurrido en Memphis, ¿cambió lo que se espera que pase en TPC Harding Park? Veamos …

Antes de llegar al último día, haremos un breve repaso de cómo llegamos hasta acá y de nuestros dos latinos participantes:

Ante todo, cuando analizamos a los nuestros, vemos al mexicano Abraham Ancer terminando T-15. La 2da ronda de 75 lo sacó de cualquier tipo de aspiración. Sin embargo, no lo descarten para San Francisco. Por otro lado, el chileno Joaquín Niemann no estuvo con todas las luces prendidas. T-52, +1 total y mucho por mejorar, de cara a lo que viene. Igualmente, otra temporada de ensueño para el chileno. El sueño latente está.

El coreano Byeong Hun An dando un «choque de puño aéreo» (con distancia social) a Brendon Todd, al finalizar la tercera ronda del World Golf Championships-FedEx St. Jude Invitational (TPC Southwind).

Liderando, luego de los primeros tres días, teníamos a un Brendon Todd que no para de revolucionar los tableros, semana tras semana. Un Brendon Todd que, en la cuarentena, se hizo un gran «putting green» en su casa, para practicar este aspecto de su juego. Y eso que antes del parate tuvo dos victorias. Si bien, la ventaja al terminar el sábado fue de 1, llegó a liderar el torneo por 4 golpes. Todas las miradas están en él. Sin embargo, las últimas jornadas se están transformando en una tendencia peligrosamente negativa para él.

Quien lo escoltaba a uno era el coreano Byeong Hun An. Luego de pedir al PGA Tour que las canchas no las alargaran (posteriormente a la victoria de Bryson DeChambeau en Detroit), fue totalmente ridiculizado por redes. Sin embargo, por algo lo tuvieron en cuenta para la Presidents Cup 2019. 10 de 14 fairways y una racha de 4 birdies (del 13 al 16) lo dejaron a uno de la punta y en el último grupo. Los nervios de la ronda final también lo han traicionado.

Rickie Fowler, ejecutando su putt del hoyo 9, durante la tercera ronda del World Golf Championships-FedEx St. Jude Invitational (TPC Southwind).

Rickie Fowler pareció haber encontrado algo. Si bien, había quedado a 2, su juego era otro. Consistencia de tee a green y gran juego alrededor de él (una pelota embocada, de las cercanías al green, en cada uno de los primeros días). Algunos errores no forzados, en los últimos nueve del sábado, hicieron que la desventaja fuera de sólo 2, al finalizar el sábado. El domingo, la historia cambió. A pesar de 2 birdies en los primeros 3 hoyos, empezaron a surgir dudas en los momentos importantes. Parecía que un golpe de gracia (En la salida, su pelota rebotó en el borde del «green isla», perteneciente al hoyo 11. Quedó en tierra, cuando tranquilamente se podía haber ido al agua) lo iba a devolver a los primeros planos. El primer tiro del 12, al agua, le quitó cualquier tipo de ilusión. Igualmente, se están empezando a despejar las nubes (para él), al llegar a San Francisco. Se vislumbran algunos chispazos.

Brooks Koepka, en la salida del tee del 17, durante la tercera ronda del World Golf Championships-FedEx St. Jude Invitational (TPC Southwind).

El último del que haremos un pequeño análisis, antes de entrar al día domingo, es de Brooks Koepka. El ex N°1 del mundo defendía este torneo, en un mar de dudas. No pasó el corte en Minnesota y se preveía lo peor. La rodilla operada no para de molestarlo. Sin embargo, llegó a Memphis y el aire empezó a cambiar. O la cercanía al TPC Harding Park. Nunca lo sabremos. Una ronda de 62 golpes, en el día jueves (la ronda más baja de su carrera), hacía que empecemos a ver un serio candidato para el evento. Y para esta semana. Sendos traspiés, el viernes y el sábado, lo dejaban a 3.

¿Y Justin Thomas? Esta semana tuvo al histórico caddie de Phil Mickelson, Jim «Bones» Mackay, llevándole la bolsa. Sin embargo, no había hecho nada espectacular. Tanto él, como el mismo Phil, quedaban a 4 y a 5 de la punta, respectivamente. Necesitaban algo espectacular. El domingo comenzaba el show.

El inglés Tom Lewis, realizando su tiro de salida del hoyo 11, durante la ronda final del World Golf Championship-FedEx St Jude Invitational (TPC Southwind).

Cuando llegamos al último día, se veía que Brendon Todd no podía tomar distancia. Como dijimos, Rickie Fowler se le acercó al principio, desapareciendo posteriormente. Otro que se arrimaba era el inglés Tom Lewis. Ganador del Korn Ferry Tour Championship 2019 (y líder del Open Championship 2011), sabe lo que es estar peleando un torneo. Cabe destacar que estaba T-67, al terminar el jueves. El sábado, empató la ronda más baja del campo, desde el 2001 (hizo 61 golpes). Y, al terminar sus primeros 9, ¡estaba a uno de la punta! Un bogey, en el 13, lo dejaba fuera de la contienda. Sin embargo, las balas ya estaban pasando demasiado cerca para Brendon Todd. El bogey en el 8 (y el hecho de no poder embocar) lo empezaba a retirar de la contienda. Es ahí donde empieza a emerger las figuras de Thomas y Koepka.

Justin Thomas, realizando su segundo tiro al hoyo 1, durante la ronda final del World Golf Championship-FedEx St Jude Invitational (TPC Southwind).

31 en los primeros 9 y Justin Thomas se encontraba, de repente, mirando a todos desde arriba. El n°1 se veía al fondo del túnel. ¿Quién lo perseguía? Bueno, aparte de los nombrados, surgía un Daniel Berger (que se caería en el 18) y Brooks Koepka, quien empezaba a «ver algo de sangre» y volvía a recuperar la memoria, luego de terminar el jueves. Un mal bogey en el 12, los igualaba a todos, pero Berger, Todd y Lewis (como habíamos contado antes), se empezaban a caer. ¿El único que resistía y se ponía palmo a palmo? Koepka.

Brooks Koepka, realizando su segundo tiro del hoyo 13, durante la ronda final del World Golf Championship-FedEx St Jude Invitational (TPC Southwind).

El birdie en el 13 le daba uno de ventaja al ex N°1 del mundo. Iba camino a ser el primer jugador en defender un WGC, desde Tiger Woods en 2007. Todo parecía bajo control. Un «cisne negro» podía hacerlo perder todo. Ese «cisne» se encontraba en el hoyo 15.

Justin Thomas salía a la izquierda del corto par 4 del 15. Arroyo de por medio y árboles. La catástrofe estaba cerca. Sin embargo, ese tiro de salida había pasado todo tipo de peligro. Segundo tiro de más de 60 yardas. Birdie.

Justin Thomas, ejecutando su tiro del hoyo 16, durante la ronda final del World Golf Championships-FedEx St. Jude Invitational (TPC Southwind).

En el 16, el problema fue inverso. Salida defectuosa a la derecha en el par 5. Recuperación en el 2do y otro tiro de alrededor de 60 yardas (no es chiste). Approach premium para otro birdie más. Koepka, incrédulo al ver cómo se le dio vuelta todo, pasó a estar como perseguidor, a uno. Definitivamente, el factor suerte pasó del lado de Thomas. A tal punto que Koepka, de manera inexplicable, iba a hacer bogey en ese par 5 y, a su vez, perder uno. Al hoyo siguiente, iba a embocar una bomba bárbara y otra vez quedaba segundo por la mínima (para colmo, Justin Thomas estaba realmente complicado en el último hoyo, en el rough espeso de la derecha). Sin embargo, en la salida final, su pelota termina en el agua. La escalera estaba liberada.

Esta fue la reacción de Justin Thomas, luego de embocar el putt para par (en el 18) que le dio la victoria en el World Golf Championship-FedEx St Jude Invitational (TPC Southwind).

El approach final, para el par ganador, fue típico de su nueva posición. Se lleva el N°1 del mundo y repite el título ganado en 2018, con la victoria N°13 de su carrera. Pequeño detalle. Luego de ese trofeo ganado hace dos años atrás, se disputó el PGA Championship de ese año. ¿Saben quien lo ganó? Brooks Koepka, quien va por el tricampeonato.

Muchos interrogantes al llegar a San Francisco. Sólo hay una certeza. Justin Thomas los mira a todos desde arriba. Llegó A LA CUMBRE CON SUERTE.

Señores, el golf volvió. Eso es lo que importa.

Matías Miguel Torge

Handicap 54

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s