COSTANTINO ROCCA Y EL ORIGEN DE NUESTRA PASIÓN (SEGUNDA PARTE)

La segunda parte de un «mano a mano» privilegiado, con una leyenda de nuestro deporte. Masters, Ryder Cup, Open Championship y la vida misma. El destacable compromiso por el golf, sin dejar de lado la esencia que lo caracteriza.

¿Se quedaron ansiosos? Es verdad, faltaba lo más importante. Consideramos que hoy era el día indicado.

Costantino Rocca felicitando a Tiger Woods, luego de que ganara el Masters Tournament 1997, disputado en Augusta National Golf Club (Augusta, Georgia).

1997 fue el año en donde Tiger Woods se hacía de su primer major. Augusta National caía rendida a sus pies, luego de establecer el récord del campo. Se cerraba un histórico capítulo de las páginas de nuestro deporte. Un capítulo en donde nuestro amigo italiano fue testigo principal. ¿Le gustaba Augusta?

John Daly, saludando a Constantino Rocca (en el green del 18th green), luego de ganar el playoff que disputaron, en el Open Championship de 1995 (disputado en el Old Course at St Andrews. St Andrews, Escocia).

Aparte del tema central de esta segunda edición, no dejaremos de lado los momentos posteriores a su histórico Open Championship 1995. La amistad con Michael Campbell (a quien también hemos entrevistado) será recordada. A su vez, conoceremos su relación con John Daly (atentos a la anécdota que cuenta. Un helado es el objeto principal de la misma) y entraremos a su participación en la Ryder Cup 1995, descubriendo los detalles de su momento inolvidable: el 3er hoyo en uno de la historia del evento. Nos sorprenderemos con la «faceta amistosa» de Davis Love III y aprenderemos lo que se necesita para ganar majors.

Costantino Rocca y José María Olazábal bromeando, luego de la victoria del equipo europeo sobre el estadounidense, en la Ryder Cup 1997. La misma fue disputada en el Valderrama Golf Club (Sotogrande, España).

Pasará el tiempo y viajaremos al Real Club Valderrama, para una nueva Ryder Cup (1997). Seve Ballesteros como capitán, Jose María Olazábal como compañero y Tiger Woods como la oportunidad de una revancha soñada. El tiro del 16, para definir su match con el Tigre, fue antológico, teniendo sus intimidades. Tom Kite fue el más sorprendido, ¿verdad?

Costantino Rocca, en su tiro de salida del hoyo 5, durante su match contra Tiger Woods, perteneciente a la Ryder Cup 1997. La misma se disputó en el Valderrama Golf Club (Sotogrande, España). El equipo europeo le ganó al equipo de Estados Unidos: 14-1/2 a 13-1/2.

Su compatriota, Francesco Molinari, cumplió años el 8/11: hace unos días. Lo admira mucho a Costantino. ¿Qué significó su victoria para nuestro querido Costantino? ¿Cómo debe continuar el trabajo en el golf italiano?

Severiano Ballesteros, abrazando a Costantino Rocca (en el hoyo 16), luego de que el italiano ganara su match contra Tiger Woods (por 4 & 2), correspondiente a la Ryder Cup 1997. La misma se jugó en el Valderrama Golf Club (Sotogrande, España).

La actualidad de Matteo Mannasero, el por qué los sudamericanos no eligen los circuitos europeos (como se hacía anteriormente), y las chances de verlo como capitán de la Ryder Cup 2023 (a disputarse en su Italia natal) son los últimos temas de este segundo podcast. Tranquilo, mi querido lector. Esperamos a que se haga un nuevo «café macchiato».

No me quedan más palabras para definir a esta leyenda. Me hubiera quedado hablando horas con él. Seguramente, existirá alguna chane futura. El tiempo lo dirá. Ahora bien, creo que después de haberlo escuchado, en estas dos horas, le habrá pasado lo mismo que a mí. Es tal la vorágine, del avance en nuestro deporte, que nos olvidamos de lo simple. Nos olvidamos de sentir y nos olvidamos de disfrutar.

Costantino Rocca, ejecutando su tiro desde el bunker del hoyo 10, durante la tercera ronda del Masters Tournament 1997, disputado en Augusta National Golf Club (Augusta, Georgia).

Costantino hizo su notable carrera porque nunca dejó que la corriente lo saque de su eje. La naturalidad, con la que se desempeño en el mundo del golf, es digna de copiar. Nunca dejó de ser quien era. Buscó la perfección, dentro de sus límites. Dio todo de sí y, gracias a esto, pudimos ver a jugadores (como Francesco Molinari) inspirados en él. Su huella no se borrará jamás.

¿Se acuerdan de los artistas italianos que he nombrado en la primera parte? Hoy me puse a escucharlos, antes de realizar este artículo. Entendí por qué me habían dicho que soy «el más italiano de la familia». A la hora de escribir (y de grabar), lo hice desde lo más profundo de mi corazón. Costantino, al hablar, lo hizo con la misma temática descripta, sin pelos en la lengua. Al unir las dos cosas, pude terminar de comprender EL ORIGEN DE NUESTRA PASIÓN.

Matías Miguel Torge

Handicap 54

Un comentario sobre "COSTANTINO ROCCA Y EL ORIGEN DE NUESTRA PASIÓN (SEGUNDA PARTE)"

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s