TEMPORAL DE EMOCIONES

El «Florida Swing», con un comienzo vertiginoso e impredecible.

En un abrir y cerrar de ojos, todo puede cambiar para nuestro deporte. De hecho, fueron varios los casos que han reflejado esto.

Empecemos por la situación de un Martín Contini que ha cautivado a los fanáticos, en esta semana. Es que su historia genera esa inspiración en aquellos que ven al golf de reojo. Derriba los típicos prejuicios de la actividad, en cuanto a que solo los de buen pasar económico pueden ser parte de nuestro ambiente.

Martín Contini, luego de su putt del hoyo 2, durante la ronda final del The Honda Classic. El evento fue disputado en el PGA National Resort And Spa (Palm Beach Gardens, Florida).

No quiero ser muy repetitivo a lo que se sabe de él: información que ha inundado las redes. Solo haré un pequeño repaso. Piensen que Contini se hizo de abajo, en Tucumán. Luego de tener buenos resultados en el amateurismo, intentó empezar su carrera profesional en España. No tuvo éxito y perdió su sponsoreo. Por suerte, recuperó esa ayuda y, de a poquito, se fue haciendo su lugar. Status parcial, en el PGA Tour Latinoamérica. Luego de eso, pasó la complicada Q-School del Korn Ferry Tour, transitando cada una de las etapas. Arrancó la gira con una ronda de 88 golpes. En su tercer evento, en Panamá, logró su primer «Top Ten». De manera improvisada, se anotó en la clasificación de los lunes, para este The Honda Classic. La pasó, para jugar su primer torneo en el PGA Tour. Terminó T-16 (hoy terminó con 72 impactos. El arranque fue bueno. Las complicaciones de la jornada lo hicieron perder un poco de terreno), a 2 golpes de ganarse la invitación para el Abierto de Puerto Rico y con el cariño de la gente. Alucinante.

Martín Contini, en el tee del hoyo 8, durante la ronda final del The Honda Classic. El evento fue disputado en el PGA National Resort And Spa (Palm Beach Gardens, Florida).

El querido César Monasterio ha ayudado a su formación. Y en él, se vio un jugador agresivo, que no se intimidó y que, con mucha inteligencia, superó uno de los campos más difíciles del tour. Además, pareciera tener «los pies sobre la tierra». De hecho, en conferencia de prensa, mencionó que se va a concentrar en el mencionado Korn Ferry Tour, porque «es lo que tiene que hacer». Agreguen a esto que tiene un entorno que aparenta cooperar bien a este asunto. Les pongo un ejemplo: su novia, Fernanda, lo acompañó a Martín desde Argentina. Y es un pilar muy importante (quizás, el más determinante), en la carrera del tucumano.

Ojalá Martín Contini pueda seguir así. A su vez, ojalá que nosotros, desde el ámbito comunicacional, seamos responsables y no busquemos, «por un like más» (o «un seguidor más»), generar un ambiente que pueda actuar como un boomerang, en la carrera del argentino. Vuelvo al concepto de los amigos del campeón y el exitismo, sin necesidad de explicar tanto esto. Ojalá lo dejemos ser: él es el principal responsable de todo lo que logró.

Ahora, detrás de esta situación hubo un torneo. Un torneo que parecía controlado por un Daniel Berger, quien arrancó con 5 golpes de ventaja. 5 golpes que se esfumaron en los primeros 5 hoyos. Y, en el sexto, la punta cambió de mando. Los accidentes del hoyo 3 y su pobre juego sobre el green fueron suficientes. Lo peor es que, en 2015, también perdió un playoff aquí, contra Padraig Harrington. El ser local (reside en Florida) tiene su costo.

¿Ahora cómo hizo Daniel Berger mantener sus chances, en el hoyo final? Gracias a su juego corto. En el 7, embocó desde el bunker. Eso le permitía volver a empatar el liderazgo, con Shane Lowry.

Luego, en el 14, quedó a 1 golpe del irlandés, luego de embocar una pelota que parecía que se había ido al agua. Y piensen que, con todo esto, todavía no hablamos del protagonista principal de la fecha.

Mientras Lowry disfrutaba de un liderazgo confortable (y seguía cosechando pares, luego de su birdie en el 11), el austríaco Josef «Sepp» Straka buscaba aparecer por sorpresa. ¡Y cómo lo hizo! En primer lugar, se asomó a la pelea, gracias a un birdie en el hoyo 14.

Luego, se sumaba a la punta, con otro birdie (esta vez, en el hoyo 16). Encima, estaba en buena posición, al llegar al fairway del último capítulo. Lowry (que estaba terminando el 17) y él eran los máximos contendientes. De repente, «la que no necesita invitación» (frase que se la robo al gran Ernesto Jerez, comunicador de ESPN) no se quiso perder este desenlace.

Sepp Straka, caminando en el green del 18, durante la ronda final del The Honda Classic. El evento fue disputado en el PGA National Resort And Spa (Palm Beach Gardens, Florida).

Todo ganador tiene su cuota de suerte. Esto lo decimos porque la lluvia torrencial recibió a Straka en el fairway del hoyo 18. Ahora, a la misma hay que acompañarla. Y el talentoso austríaco pegó un buen hierro 6, asegurándose el hecho de permanecer en el green. Por otro lado, Lowry jugó con las peores condiciones del momento (aquí también sumemos al relegado Berger, quien necesitaba un águila. Su segundo tiro fue al agua). Obviamente que tuvo su putt para llegar a un desempate. Ahora, creemos que la estrategia hubiera sido distinta, en el caso que el desenlace climático fuera más benévolo. El golf te da y te quita. Y, como dijo el irlandés, nuestro deporte «le robó» una victoria.

En el golf, hay que estar preparado para cualquier cosa. Sepp Straka inauguró la vitrina austríaca, quedándose con este The Honda Classic. No obstante, podría haber sido para cualquiera: frase trillada, pero necesaria para este contexto. El TEMPORAL DE EMOCIONES está a la orden del día. Y no discrimina.

Matías Miguel Torge

Handicap 54

PD: si le gustaría ayudarnos a seguir creciendo como medio, tiene la posibilidad de realizar donaciones, sin ningún tipo de compromiso y haciendo click sobre la imagen que estará a continuación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s