LA TRADICIÓN NO SE COMPRA

La «amenaza» de crear nuevos majors y el aumento de la tensión, en el golf mundial. La historia por encima de todas las cosas.

Por favor, no me tome esto como un «autoelogio». Todo lo contrario. Como siempre, busco reflejar mi sinceridad, mi querido lector. Así usted confió en mí. Y se lo agradezco.

Presentía que algo raro iba a pasar. Es que, en etapa de definiciones y con el evento más original (final por equipos) en el camino, la explicación de lo que vendrá ha sido pobre y con cierto desgano. Solo nos acordamos de la emoción de Brooks Koepka (que pensaba que se retiraba), quien ganó el LIV Golf Jeddah, ante un Peter Uihlein que se mantuvo en un gran nivel, quedando tercero en la competencia individual (ganó Dustin Johnson y segundo terminó Branden Grace). Ahora, todo eso queda de lado, ante una de las declaraciones más insólitas de los últimos tiempos, en este momento turbulento y peligroso.

En el «New Yorker», habló el CEO del Saudi Golf Federation y Golf Saudí, Majed Al Sorour. Y sus palabras develan un claro desconocimiento del ambiente golfístico. Es que no hay manera para explicar algo que roza la falta de sentido común, en este deporte. “Si los majors deciden prohibir a nuestros jugadores, crearemos nuestros propios majors”. No es broma. ¿Me pueden explicar cómo la gente tomaría en serio a LIV Golf, luego de estas palabras? ¿Cómo podemos decir que LIV Golf suma, si uno de sus principales exponentes está dispuesto a boicotear la historia de nuestro deporte, con tal de cumplir su objetivo? Esas palabras, por más que parezcan insignificantes, representan un peligro para el futuro del golf. Encima, la misma historia ha demostrado que siempre premia a aquellos que priorizan este tipo de eventos, sin importar qué haga el resto.

Ben Hogan, en el Open Championship de 1953, fue uno de los pocos estadounidenses que viajó a Carnoustie, con la intención de llevarse el título. Y lo que hizo quedó en la memoria de todos, siendo el único vencedor de los primeros tres majors (el The Open, desde 2019, pasó al último lugar del calendario). Sí: dije el único. Tiger Woods, en 2000, ganó los últimos 3 (el Masters se lo llevó Vijay Singh). Cuando uno quiere ser el mejor, en los lugares que te llevan a la “inmortalidad”, no hay dinero que calme esa falta. Se los puedo asegurar.

Si a Phil Mickelson le ofrecieran cambiar su experiencia en LIV Golf por el US Open de Winged Foot (2006. Ganado por el australiano Geoff Ogilvy), ¿se creen que no aceptaría? Amigos, el prestigio da vigencia.

Y eso es lo que le pasó a Fred Couples, por ejemplo, luego de su victoria en el SAS Championship, haciendo 60 golpes: ¡3 menos que su edad y la ronda más baja de su carrera! Y estamos hablando de Fred Couples porque se llevó el Masters de 1992 y 2 «The Players» (1984 y 1996), entre otras grandes cosas.

También, por otra parte, Keegan Bradley no sería reconocido si no se hubiera llevado el PGA Championship 2011, en su debut en majors. No es casualidad que la gente se haya alegrado por él, luego de su victoria en el ZOZO Championship, sobre un Rickie Fowler que volvió a su nivel, luego de regresar con Butch Harmon (párrafo aparte para él y su hijo Claude, quien también volvió con Brooks Koepka. Ironías del destino). Y así podemos seguir durante mucho tiempo.

¿LIV Golf merece puntos del ranking mundial? Sí. ¿El OWGR debe ser tratado de otra manera? Sin lugar a dudas. ¿Hay muchísimas cosas por corregir, en el DP World Tour y el PGA Tour? Sí (de hecho, hemos sido muy críticos). ¿El OWGR tiene reglas para cumplir? No siempre, aunque sí tiene pautas de seguimiento. Como podrán apreciar, LIV Golf desnudó muchas falencias que el golf presentaba. ¡Y siempre que hay competencia, hay crecimiento! De hecho, Argentina es un claro ejemplo de lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer, en este tema. No obstante, la imposición es una palabra que no tiene nada que ver con la competencia. Mucho menos, cuando hay situaciones marcadas por la tradición. Es que LA TRADICIÓN NO SE COMPRA en ningún supermercado. Por lo tanto, si LIV Golf quiere tener su lugar aquí, deberá buscar otra alternativa.

Espero que todo haya sido un error no forzado, producto del enojo. De lo contrario, creo que estamos entrando en un callejón sin salida.

Desde Alicante, en exclusiva.

Matías Miguel Torge

Handicap 54

Donaciones para financiar las actividades de la página (quien esté interesado):

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s