FRESCO ORDEN

El simbolismo de Augusta National Golf Club y la posibilidad de volver a enfocarnos en el golf, al 100%.

Este artículo lo iba a publicar ayer. Pero me pareció pertinente dejar pasar un día y abstraerme de los ruidos molestos, en estos últimos tiempos. De hecho, en el mundo del golf está pasando algo similar.

Obviamente, los mismos jugadores se están encargando de darle preponderancia al evento. Y este evento no lo necesita. Ahora, el hecho de contar con lo mencionado nunca está de más. No obstante, todos saben que en el The Masters hay que comportarse bien. La organización no quiere líos. Y a la organización no le gusta que la metan en líos. Cabe remarcar lo dicho por nuestros amigos de Ten Golf, quienes (en su tradicional «Bola Provisional» del día martes) contaron que la gente del Augusta National Golf Club está bastante enojada con Greg Norman y LIV Golf, sabiendo que la institución deberá relevar datos privados, en la demanda entre esta nueva serie de torneos y el PGA Tour. Por otro lado, también hay un pensamiento acerca de que el ex N°1 del mundo australiano quiere usar a la competencia como un camino para publicitarse. Como podrán apreciar, no hay detalle librado al azar. Hay una «obligación tácita» de respetar el lugar y las costumbres del mismo. Sobre el tema, Fred Ridley dio su mirada al respecto.

Básicamente, Ridley quiere que «el enfoque de esta semana esté solamente sobre el The Masters». También agregó que Norman vino solamente 2 veces, en 10 años. Por otra parte, dejó una puerta abierta para que el australiano pueda volver, en un futuro, siguiendo con una formalidad estricta en sus declaraciones: un hecho que vemos de difícil concresión.

Y nos vemos obligados a volver a traer a LIV Golf a la escena, por la siguiente noticia. El diario inglés «The Times» informó que la disputa de la gira con capitales saudíes y el DP World Tour tiene un ganador. Y ese ganador será el tour del Viejo Continente, permitiendo que las sanciones aplicadas anteriormente vuelvan a tomar efecto. Esas sanciones eran de tipo económico y acumulativas, por cada torneo jugado. Por lo tanto, se cierra otra puerta para LIV Golf: UNA MÁS DE TANTAS. Esto haría que muchos jugadores se van obligados a dejar sus membresías, por el costo que deberían asumir. Y ya sabemos que el DP World Tour se volvió en un circuito alimentador del PGA Tour. No obstante, el circuito comandado por Greg Norman depende de buenos resultados en majors, para volver a tomar protagonismo. ¡Sí: el The Masters empezará a determinar el futuro de LIV Golf, desde lo deportivo!

Sin puntos del Ranking Mundial (en el corto plazo, en principio) y con una situación totalmente desfavorable, desde lo judicial. La comunicación de LIV Golf, en vez de buscar a gente desagradable para generar controversia (y aquí incluimos al Director de Comunicaciones de LIV Golf y a la Vicepresidente de LIV Golf, encargada del sector relacionado a los jugadores de la gira) y ayudar a cuentas de Twitter afines, deberían dar explicaciones a Lee Westwood, Ian Poulter, Joaquín Niemann, Carlos Ortiz y a todos los golfistas de la institución, sobre el por qué se encuentran en estas circunstancias, viendo cómo se esfuman las chances para estar en majors y los privilegios golfísticos de su carrera. Y es verdad que los deportistas eligieron su camino. Ahora, ellos no pudieron cumplir lo que prometían. No hacen autocrítica. Para LIV Golf, si la culpa no es del PGA Tour, es de los medios. ¡Y ni siquiera pudieron garantizar un campo previo interesante, antes de llegar la semana del The Masters! Buscaron la guerra y muchos se hartaron. Tal es así que hoy se dieron a conocer los criterios de clasificación para el The Masters 2024:

Agradecemos a la gente de prensa del The Masters, quienes nos ceden este material.
  1. Campeones del The Masters (de por vida).
  2. Campeones del U.S. Open (por cinco años).
  3. Campeones del The Open (por cinco años).
  4. Campeones del PGA Championship (por cinco años).
  5. Ganadores del The Players Championship (por tres años).
  6. Ganador de la medalla de oro de los últimos Juegos Olímpicos (un año).
  7. Actual campeón y subcampeón del U.S. Amateur (un año).
  8. El actual campeón del The Amateur Championship (un año).
  9. Actual campeón del Asian-Pacific Amateur Championship (un año).
  10. Actual campeón del Latin American Amateur Championship (un año).
  11. Campeón actual del U.S. Mid-Amateur Championship (un año).
  12. Campeón individual masculino actual de la División I de la NCAA (un año).
  13. Los primeros 12 jugadores, incluidos los empates, en el The Masters del año anterior.
  14. Los primeros 4 jugadores, incluidos los empates, en el U.S. Open del año anterior.
  15. Los primeros 4 jugadores, incluidos los empates, en el The Open Championship del año anterior.
  16. Los primeros 4 jugadores, incluidos los empates, en el PGA Championship del año anterior.
  17. Ganadores individuales de eventos del PGA Tour, que otorgan una asignación de puntos completos, de anteriores The Masters a The Masters actuales (esto quiere decir que los torneos de la Fall Series también tendrán boletos para Augusta National Golf Club).
  18. Aquellos que califiquen y sean elegibles para el Tour Championship de final de temporada del año anterior (el caso de Talor Gooch, en el 2022, quedó totalmente derribado, al ver este criterio).
  19. Los 50 primeros en el Ranking Mundial de Golf, al finalizar el año calendario anterior.
  20. Los 50 líderes del Ranking Mundial de Golf, publicado durante la semana anterior al The Masters actual.

Fíjense que los jugadores de LIV Golf, al ver esta situación, van viendo cómo se van quedando sin llaves, a la hora de llegar a los majors. Es que «tener problemas con todo el mundo» trae como conclusión al hecho que «el problema también está en uno mismo». Y esto no está llegando a la mayoría de los jugadores, quienes parecieran tener los pies sobre la tierra. Tal es así que McIlroy ha compartido rondas de práctica con Koepka (jugaron juntos, en esta semana) y Dustin Johnson. Por otra parte, Billy Horschel se ha abrazado con Cameron Smith, en el Driving Range. Y la tradicional Cena de Campeones del The Masters, con Scottie Scheffler como anfitrión, no perdió el ambiente cálido y familiar (como curiosidad, se dice que Phil Mickelson no tuvo mucha participación).

En otro orden de cosas, Tiger Woods dirá nuevamente presente. Un Tiger Woods que dejó una gran imagen en el The Genesis Invitational (mucha atención a la presión de él y Jack Nicklaus, para que el torneo siga un corte, en este evento y en el Memorial Tournament. Habrá que ver si esto se logra y se extiende al resto de los «Elevated Events»), pero que va a tener que convivir con su físico maltrecho, de por vida. Más allá de su mejoría, el dolor sigue estando. Encima, es muy probable que tenga que disputar más de 18 hoyos, en algún día (por las condiciones climáticas). Y lo más loco es que su swing está en gran forma, con una consistencia similar a sus mejores tiempos. La cuestión va a ser el cómo caminar este campo y el esfuerzo de resistir.

Tiger Woods también ha sido tajante, en el apoyo a que haya una «pelota profesional», como propusieron la USGA y la R&A, mediante una regla local. Bueno, esa propuesta también será apoyada por el primer major del año, según lo expresado por Ridley, en la mencionada conferencia de prensa. ¿Una regla que será específica solo para los majors? Veremos cómo continúa esta historia.

En el artículo pasado, mencionamos a Tom Hoge como posible sorpresa de este The Masters. Bueno, el simpático americano (quien tiende a viajar a sus torneos en clase turista) se ha quedado con el típico «Campeonato Par 3», que se hace el día anterior al comienzo del torneo. Él fue protagonista de uno de los 5 «hoyos en uno» (en el 8. Bubba Watson también hizo uno, en el 4. Scottie Scheffler logró otro, en el 9. Los 2 restantes fueron para el irlandés Seamus Power, quien los consiguió en el 8 y en el 9: desde Toshi Izawa, en 2022, que no se lograba ver algo similar). El tema es que, hasta ahora, ningún ganador de este desafío ha salido campeón del The Masters, en el mismo año. ¿Podrá romper la maldición?

Dejamos adjuntadas a las salidas del jueves. Arranca The Masters: una tradición como ninguna otra. Un The Masters que le está aplicando un FRESCO ORDEN al mundo del golf (por lo menos, durante una semana).

Agradecemos a la gente de prensa del The Masters, quienes nos ceden este material.

Matías Miguel Torge

Handicap 54

Foto de portada: David Cannon/Getty Images.

Donaciones para financiar las actividades de la página (quien esté interesado):

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s